PARTICIPAR EN CLASE

clases.jpg_1609701233¿Sabes que incluso externar tus dudas es participar? La participación en clase no es exclusiva de aquellos que contestan las preguntas del docente.

¿Qué es lo que puede pasar si externas tus dudas? Hay dos escenarios posibles:

  1. Tu duda se resuelve por parte del docente  a cargo
  2. Tu duda se resuelve por parte de uno de tus compañeros

Si lo notas, en cualquier escenario, sales ganando: tu duda será resuelta.

Y es posible que puedas estar pensando, ¿y si nadie me responde? Aún así, habrás ganado. Porque tú habrás identificado un espacio en el que tienes dudas y eso te pondrá en ventaja para lograr el aprendizaje necesario.

Otra toma en que puedes participar es pasando al pizarrón. Sé que da miedo, que hay pánico escénico y eso, pero puedes hacerlo. Solo imagina que estás tu solo. No dejes de pasar al pizarrón, es una buena forma de identificar en qué debes poner más atención.

Ahora bien, también hay otra forma en que puedes participar, a esto le llamo “ir más allá”… y no, no hablo de morir.

Ir más allá es buscar ahondar en el tema; es mejorar la explicación del docente; es explicarlo de una forma diferente. 

No todos los estudiantes debe participar de esta forma, pero los que pueden hacerlo no deben quedarse con las ganas, pues al participar, es decir, al ir más allá, no solo ganan participación, sino que su grupo puede estar ganando conocimiento y eso los llevará al aprendizaje.

Por último, hay una manera más en que puedes participar: corrigiendo errores.

¿Sabes que los docentes no somos perfectos? Y déjame te digo que si algún compañero mío dice que lo es, con dolor y con pesar lo digo, se equivoca y muestra una vez más su imperfección.

Somos docentes, no perfectos; somos humano y comentemos errores; no se acabará el mundo si lo reconozco… de hecho, pienso que eso me ayudará más de lo que esperamos.estudiantes-en-clase-1445955764320

Si como alumno, ubicas, identificas, notas, un error del docente, tienes el derecho (y la obligación) de comentarlo en clase, claro siempre con mucho respeto y con orden.

Esa es una manera de participar también.

Entonces, y para resumir, puedes participar de las siguientes maneras:

  1. Preguntando tus dudas
  2. Respondiendo dudas de tus compañeros
  3. Pasando al pizarrón
  4. Yendo más allá
  5. Corrigiendo errores del docente

Así que, ¡anímate a participar!

Anuncios

Tomar buenos apuntes

De entrada, ¿qué es un buen apunte? ¿Debemos copiar “todo” el pizarrón a la libreta? ¿Debemos anotar “todo” lo que dice el docente?

¡¿Qué alguien me explique?!

Voy a partir y a construir mi entrada desde la siguiente premisa: No existen apuntes perfectos (al menos, no para todos). Lo que quiero compartir es mi experiencia personal y mis consejos como docente.

Para comenzar: Tener UNA libreta para cada asignatura: UNA. Nada de tener la de “todología”.

  1. diary-page-1240501Todos lo días, cuando inicies clase, saca tu libreta y coloca la FECHA.
    Así podrás estudiar en forma cronológica y tendrás una línea de tiempo que seguir. Si el profesor indica “este tema lo vimos hace un mes” y tienes dudas, fácilmente podrás llegar hasta ese tema, pues tienes fechas de los apuntes.
  2. TODO lo que está en el pizarrón, servirá para explicar, al menos, un concepto en la clase.Por lo tanto, lo mínimo que deberás tener en tus apuntes sí es TODO lo que está en el pizarrón… con algunas excepciones claras, por ejemplo: cuando probamos los marcadores hacemos rayas para ver cuál pinta mejor, eso, obviamente, no debes copiarlo; o es posible que el profe escriba los nombres de los que van participando o molestando en clase, eso… tampoco debería copiarse. 469234234-2048x2048.jpg
  3. La EXPLICACIÓN del docente sobre los conceptos que están en el pizarrón. Sin lugar a dudas, lo que no se escribe, pero se dice, también es relevante. Hay que estar muy atentos a lo que dice el docente y, en tus propias palabras, explicarte en un costado de la libreta, dicho concepto. Digamos que son tus “Notas al margen”.
  4. Las DUDAS expresadas y resueltas. Siempre resulta muy útil tener a la mano, es decir, en los apuntes, las preguntas que hacen los compañeros en clase y las respuestas del docente/compañero. Incluso, si tienes alguna duda, ANÓTALA y pregunta al término de la explicación, si no la anotas es posible que termines diciendo “ya se me olvidó lo que le iba a preguntar” (¿te ha pasado?).
  5. Las INSTRUCCIONES sobre los ejercicios/prácticas/tareas/trabajos/etc. No hay nada más dañino que una libreta con ejercicios resueltos SIN instrucciones. Debes tener muy claro lo que vas a realizar, para que cuando vuelvas a casa y estudies, comprendas por qué hiciste, lo que hiciste. Además debes incluir tus procedimientos y tus respuestas.
  6. 615419852-1024x1024.jpgLas CORRECCIONES. ¿A quién le gusta que le estén diciendo en qué está mal? … A todos nos debería gustar. ¿Cómo vas a mejorar si no te digo en qué estás mal? ¿Cómo vas a corregirlo? En tus apuntes debes tener claro cuáles fueron tus errores y cuáles eran las respuestas correctas; si equivocaste algún procedimiento, debes colocar la forma correcta en que se hacía.

También recomiendo que tengas al principio de tu libreta:

  1. Datos de identificación (Tu nombre, Materia, Nombre COMPLETO de profesor, Grupo, ETC)
  2. Temario completo de la materia
  3. Bibliografía 
  4. Escala de evaluación
  5. Datos de contacto con tu docente (correo/red laboral)

Así, ya puedes decir que tienes buenos apuntes.

508840564-1024x1024.jpg

Para facilitarte la evaluación (y que puedas saber si tienes o no buenos apuntes), te dejo esta sencilla encuesta:  https://es.surveymonkey.com/r/6JRHPS7

Obviamente, para tener buenos apuntes debes tener una evaluación de más de 85%.

(Imágenes tomadas de: www.freeimages.com)

 

 

Cómo aprender mejor

El aprendizaje es un proceso complejo, si te han dicho que es fácil, es posible que tengas un pensamiento: “me están mintiendo”.

Sin embargo, aún que es un proceso complejo, existen diferentes técnicas y estrategias que te ayudarán para que puedas decir: aprender no es difícil; claro, lleva su tiempo, esfuerzo y dedicación.

ESTUDIAR vs APRENDER

Vamos a comenzar por hacer una diferencia. Muchos confunden estos dos conceptos, posiblemente estés pensando: “¿qué no son lo mismo?”. En definitiva no son lo mismo.

Se aprende lo que no se conoce. Se aprenden conceptos nuevos, o nuevas aplicaciones para el concepto nuevo que estoy adquiriendo. Se adquieren nuevas habilidades, conocimientos y actitudes cuando se aprende.

Mientras que, se estudia lo que ya se aprendió. Se repasan los conceptos que ya aprendimos y cómo utilizamos ese conocimiento nuevo al momento de resolver problemas que se nos presentan.

Por lo general, se aprende dentro de la escuela y se estudia fuera de ella.

EJEMPLO A SEGUIR

¿Has notado qué hacen los deportistas más grandes de la historia? Vamos, quiero decir, ¿a qué dedican la mayor parte de su tiempo? A entrenar/practicar y llevar una vida con hábitos que faciliten dicho entrenamiento.

Vamos a abordar este post desde la perspectiva de los deportistas.

TIEMPO

tiempo-la-escuela-libro-de-textos-y-reloj-de-alarma-23540122

Entonces, si quieres aprender mejor (o que se te haga más fácil) debes comenzar con tiempo.

¿Cuánto tiempo dedicas en casa para estudiar (ojo: hablo de la actividad fuera de la escuela)? ¿0-1 hr. diarias, 1-2 hr. diarias, 2-3 hr. diarias, más de 3 horas diarias? ¿O de plano solo estudias para la semana de exámenes? 

Puede ser que aquí esté el problema principal.

Debes dedicar tiempo fuera de la escuela para estudiar, y al hacerlo, te lo aseguro, aprenderás mejor.

¿Cuánto tiempo será el suficiente para estudiar?

Es fácil: el mismo tiempo que se dedica a aprender. ¡¿Qué?! Sí, el tiempo óptimo para estudio es el mismo tiempo que pasas en la escuela aprendiendo. Si cada día estás en la escuela unas 6-7 horas, mínimo deberías dedicar 6-7 horas para estudiar.

Te lo aseguro, si puedes apartar todo ese tiempo para estudiar cada día, tus evaluaciones serán de excelencia académica.

Pero, ¿y si no puedes hacerlo? Primero debo preguntarte, ¿por qué no puedes? ¿Qué actividades tienes que realizar? ¿De verdad, no puedes apartar ese tiempo? Es decir: ¿si tienes que laborar? Entonces tengo una alternativa para ti: Dedica 3-4 horas para estudiar.

OJO: Si tus actividades no son laborales, puedes (o podrías) apartar esas 6-7 horas para estudiar.

ESFUERZO

Aprendiendo con esfuerzoDebemos establecer metas cada vez más exigentes para nuestro aprendizaje.

Comienza con metas pequeñas y a medida que las alcances, establece metas más exigentes. 

Piensa en los corredores de velocidad, recorren 100 metros ¡en menos de 10 segundos! Para lograrlo, deben establecer metas de tiempo cada vez más exigentes.

Es posible que la primera vez que se recorran los 100 metros lo realicen en 10.5 segundos, en definitiva tendrá que esforzarse para recorrerlos en 10.3 segundos y continuar hasta lograr menos de 10 segundos. 

No importa si las metas van siendo muy graduales, por ejemplo 10.4, 10.3, 10.2, 10.2, 10.0, 9.9 Lo que importa es que cada vez estemos más cerca de la meta establecida.

¿Qué tendrá que hacer el corredor? (Además de imponerse nuevas metas) ESFORZARSE cada vez más. Exigir a su cuerpo más y más cada día. Buscar nuevas opciones en su alimentación, ejercitación y hábitos que le permitan acercarse a su meta.

Eso es lo que debes hacer cada día.

Establece una meta (de calificación) en cada materia. Esfuérzate cada día por alcanzarla y establece nuevos hábitos para lograrlo.

HÁBITOS

tecnicas-tomar-apuntesSi dedicar tiempo para estudiar te parece el punto más difícil de lograr, estabas equivocado, éste punto puede ser el más complejo de asimilar y lograr.

Hay varios hábitos que deberían ser parte de cualquier estudiante, te enlisto los que en mis clases siempre solicito como mínimo para lograr aprobar la materia:

  1. Asistir puntualmente a clases
  2. Tomar buenos apuntes
  3. Participar en clase
  4. Realizar los ejercicios/prácticas en el aula
  5. Entregar puntual y correctamente todas las actividades fuera de clase
  6. Estudiar correctamente para el examen

Vamos a desarrollar cada uno de los puntos anteriores en las siguientes entradas.

CONCLUSIÓN

Para aprender mejor debes:

  1. Dedicar tiempo
  2. Esforzarte más
  3. Desarrollar buenos hábitos

Nos seguimos leyendo.

Educar o no educar

Muchos hemos escuchado la frase: “en la escuela se instruye, la educación viene de casa”. Y sí,  es cierto, pero hoy quiero contradecirla y al mismo tiempo contradecirme a mi mismo, pues yo también la dije alguna veces.

Es verdad que la educación comienza en casa, pues es ahí en donde todos aprendemos lo básico de la vida (y que al mismo tiempo es lo más valioso, pero eso es de otra entrada). Aprendemos imitando a nuestros padres: lo que dicen, hacen, cómo visten, cómo hablan, cómo se comportan… y eso, en esencia, es la educación. Sin embargo, no termina ahí.

Cuando decidimos ser docentes (y mucha atención, no digo “maestros”, digo docentes, porque eso, también es de otra entrada), implícitamente decidimos terminar de educar a otros seres humanos: nuestros estudiantes.

¿Alguna vez han leído qué representan las siglas SNTE? Sí, Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación… ¡Educación!

Muchos de nosotrso no pertenecemos a algún sindicato, pero aún así decimos que trabajamos en la educación… ¡Educación!

Me he topado con algunos docentes que les gusta recibir el título de “educadores”… ¡Educan!

Incluso, justo en este momento su servidor esta cursando una Maestría en Educación… ¡Educación!

Entonces, ¿por qué nos atrevemos a decir que no vamos a educar a los estudiantes? Absurdo ¿o no?  Pues todos los docentes, también educamos, y si no les gusta, entonces busquen otra profesión, porque trabajar en la educación y la docencia requiere que EDUQUEMOS a los estudiantes.

Hace algún tiempo platicábamos en sala de profesores que los chicos, nuestros estudiantes, estaban mal educados y hacíamos hincapié a que el trabajo de los padres era escaso o de plano, no existía en el rubro de la educación de sus hijos.

Y es ahí en donde utilizamos la frase que está al principio de esta reflexión: “la educación proviene de casa”. Pero si la dejamos ahí, entonces no estaremos en el modelo de educación basada en competencias, porque uno de los aspectos que aborda el educación basada en competencias es: enseñar valores a los estudiantes.

Y si vamos a enseñar valores, ¿no estamos educando? Yo digo que sí, en la escuela TAMBIÉN se educa.

Entonces toca a cada docente decir…. “Educar, o no educar”.

_________________________

Profesor Minero

La educación es la solución

Saludos a Tod@s.

Sí, lo creo con todo lo que soy: La educación es la solución para cualquier problema o situación que se presente. Incluso puede ser la solución a los problemas actuales de cada país.

Mucho se ha especulado y se ha dicho sobre la educación, especialmente en estos últimos años en México, pero ¿realmente la educación es la solución? Como lo dije desde el principio: Sí. Yo lo creo.

Pero ¿cuáles son las razones que tengo para tal afirmación?

Primero, las personas educadas, y me permite repetir EDUCADAS, no van a buscar el mal para ellos mismos o para los demás. Hablo de educación, no solo de estudios en algún nivel académico; sí, EDUCACIÓN.

¿Cuántas veces sus vecinos han colocado basura frente a su casa? ¿Cuántas veces han estado a punto de sufrir un accidente por causa de un infractor de la ley que se pasó con el semáforo en rojo? ¿Cuántos de ustedes has sido víctimas de fraude? Estoy seguro que muchos de ustedes al igual que yo han vivido las situaciones que les comento.

Es por eso que pienso en la educación como la solución a todos los problemas que vivimos en la actualidad. La educación como algo más que solo la instrucción en alguna escuela o instituto.

Desde el año 2005 tengo el privilegio de impartir clases a nivel bachillerato y he notado cómo se puede influenciar sobre ellos en forma positiva. Si además de instruirles podemos educarles un poco tendremos mejores seres humanos. En un principio ese es el objetivo de la educación: ser mejores humanos, mejores personas.

Tal y como lo indicala UNESCO, los cuatro pilares de la educación se basan en “Aprender a Ser” (dicho de otra manera, para aprender a ser es necesario aprender a conocer, aprender a hacer y aprender a vivir juntos).

Por eso digo, la educación es la solución.

Les invito a que juntos podamos cambiar la situación de cada centro de aprendizaje (puede ser una escuela, un instituto, un hogar o incluso un espacio virtual).

El propósito de este Blog es compartir con ustedes ideas sobre tres temas principales:

  1. Educación
  2. Matemáticas
  3. Computación

Lo que pretendo es compartir cómo he aprendido esos tres temas esperando que sean de utilidad para ustedes. Siempre enfocado en la formación de las personas.

Pueden tomar cualquier material aquí publicado solo les pido que hagan referencia a la fuente (así como yo lo haré cuando sea necesario).

Bueno, no me queda más que desearles un feliz aprendizaje y agradecer el tiempo que inviertan para leer y comentar en este blog.

______________________________________________

M. Alejandro Minero Q.

“Aprendiendo más cada día… ¡En Libertad!”